Tras unos cuantos kilómetros llegamos al Puerto Leitariegos donde el tiempo estaba bastante frío...y la verdad que allí arriba no había ni nada ni nadie, a excepción de las habituales por esos lares...¡las vacas!


Por ahí empiezan a llegar

Por porblemas mecánicos tuvo que hacer el viaje de vuelta sin la copiloto





Nuestro vicepresidente, parte muy activa de la organización del Periplo






La familia reunida otra vez...



Bajando el puerto por la parte asturiana, el mal tiempo empezó a hacer acto de presencia...
Tras las habituales paradas para reponer fuerzas, como en Cangas del Narcea continuamos ruta con la mala suerte que empieza a llover...Así que, parada para poner traje de agua y a ver como llegamos...
Y llegar llegamos aunque no sin dificutades... ya que en el cruce llegando a Cornellana nos econtramos con esto:

¡Los mineros en acción!
 Menos mal que cuando llegamos ya estaban a punto de reabrir la carretera y no tuvismo que estar demasiado tiempo parados. A algunos como les habian avisado cambiaron la ruta.
Y llegamos a comer, aparcamos y a quitarse el traje de agua...


Y la comida en el restaurante La Fuente, con un menú excelente. Ya casi somos una peña gastronomica...


Durante los cafés se hizo entrega del detalle conmemorativo de esta edición del Periplo.


Y como todo tiene un final las crónicas del periplo han llegado a su fin...Esperamos que os hayais entretenido, al menos un ratito...
La organización quiere daros la gracias por la acogida que año tras año está teniendo esta actividad. Hay que ir pensando en la próxima edición que será la X, una decada ya.

The End

2 comentarios:

  1. Mucho miedo tiene la gente al agua... si no llovió nada. Vamos a tener que trasladar el club a Almeria.

    ResponderEliminar
  2. A mi personalmente me ha entretenido y la he disfrutado ;)

    ResponderEliminar